Estas imágenes ayudan a los científicos a comprender cómo se forman las nubes en Marte

 

NOTIPRESS.- Curiosity Rover capturó imágenes de extrañas nubes iridiscentes en Marte, la presencia de dichas nubes fue capturada después de la puesta del sol del 19 de marzo de 2021. Las nubes brillantes e iridiscentes resultan extrañas debido a la atmósfera seca característica de Marte, según la publicación de un artículo de la NASA. En este sentido, las nubes se encuentran en el ecuador del planeta en la época más fría del año, donde Marte se aleja del Sol en su órbita ovalada.

El resultado son imágenes de tenues bocanadas llenas de cristales de hielo que dispersaban la luz del sol poniente, algunas de ellas relucientes de color. Asimismo, estas imágenes ayudan a los científicos a comprender cómo se forman las nubes en Marte y por qué estas recientes son diferentes.

Se le llama Curiosity Rover a una misión espacial realizada en Marte por parte de la NASA, donde la principal herramienta es un astromóvil de exploración. Dicho complejo fue lanzado en noviembre del año 2011 y tardó en llegar hasta el mes de agosto de 2012. Gracias a dicha misión, se comprobó la posibilidad de vida en Marte en 3 mil 500 millones de años, según su registro del año 2018.

Con el equipo de Curiosity Rover descubrieron que las nubes que llegan temprano se encuentran en altitudes más altas de lo habitual. La mayoría de las nubes en Marte flotan a no más de 60 kilómetros en el cielo y están compuestas de hielo de agua. Sin embargo, las nubes captadas a mayor altitud, donde hace mucho frío, indica, probablemente estén hechas de dióxido de carbono congelado o hielo seco. Aún se buscan pistas para establecer la altitud de una nube, y se necesitará más análisis para decir con certeza cuáles de las imágenes recientes de Curiosity, muestran nubes de hielo de agua y cuáles muestran nubes de hielo seco.

Las estructuras finas y onduladas de dichas nubes son más fáciles de ver con imágenes de las cámaras de navegación en blanco y negro de Curiosity Rover. Sin embargo son en las imágenes de color de la Mast Camera del Rover, donde más se nota la intensidad del brillo, según científicos de la NASA.

En las imágenes, las nubes después del atardecer captan la luz y se desvanecen, haciéndolas parecer brillar contra el cielo mientras este se oscurece, señalan los expertos. Se les llama nubes crepusculares, pero también son conocidas como nubes noctilucentes y una de sus características es que se vuelven más brillantes a medida que se llenan de cristales y luego se oscurecen después del cambio de posición del Sol en el cielo al descender por debajo de su altitud. Gracias a esto, los científicos pueden determinar qué tan alto se encuentran.