Con la anterior queda muy claro que César Bojórquez quiere zafarse de
antemano a lo que resulta cada día inevitable: que el PAN resultará
derrotado en Mérida en las diputaciones federales.

Pero va más allá sus declaraciones al justificar de facto la
participación de cualquier autoridad en tiempos de campaña al afirmar
que “Muchos dicen que en un ayuntamiento cuando alguien tiene poder
obviamente existe una ventaja para el partido que lo representó en
contienda y que si hace una buena labor bien podría influir en votos,
yo no estoy muy de acuerdo”

¿Se estará refiriendo también a la Gobernadora del Estado, Ivonne
Ortega, que ha sido acusada por sus correligionarios políticos por
participar con su imagen en la campaña actual?

Ya ven lo que hacen las derrotas… sacan el verdadero cobre de las personas.

César Bojórquez el alcalde suertudo que perdió la Alcaldía, pero se le
concedió el puesto en la negociación a favor de la estabilidad política
del Estado ante el triunfo de Ivonne Ortega Pacheco, se suma a la
senadora panista Beatriz Zavala, se toman de la mano, se alistan al
bote salvavidas y se alejan lo más rápido que puedan del barco que
naufraga.

Ni modos… esto es así.
 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorLas campañas dejaron de ser el pan con lo mismo…
Artículo siguiente¿Qué tipo de partido desean los panistas?