¿Qué es entonces lo que ha pasado entre las
cabezas que hoy se disputan el poder en el PAN local? Sin duda hay una
confrontación entre Patricio y Beatriz que se relaciona con la sucesión
en el Gobierno de Estado para el 2012. El primero ya quiere promover al
actual delegado federal de la SEP, Joaquín Díaz Mena; mientras que la
contraparte, no quiere perder la oportunidad de ir en pos del Poder
Ejecutivo local, y de esta forma reivindicarse a sí misma, en su
confianza interna después de recibir inesperada derrota en las
elecciones de mayo pasado.
No obstante, y por más que intenten de
convencer en lo contrario, el conflicto cada vez es mayor. Es
consecuencia de que la polarización interna se circunscribe en sólo dos
personas: Patricio y Beatriz. Juntos han logrado, gracias a la gestión
de sus incondicionales, sacar del partido a los demás líderes del
panismo como Luis Correa Mena, Ana Rosa Payán Cervera, Manuel Gutiérrez
Machado, desplazado a figuras como Rafael Castilla. Lo malo que ni los
que se quedan, como Luis Montoya o el autonombrado líder moral César
Bojórquez, logran darle una vitalidad al grupo elitista del PAN al no
refrendar su aspiración por reprobar un simple examen que se les hace a
los aspirantes a integrar el Consejo Político del partido.
¿No es
claro el declive del panismo en la oferta política? Inclusive en las
redes sociales los defensores acérrimos de éste permanecen callados. No
hay quien salga hoy en defensa ni de Patricio Patrón ni de Beatriz
Zavala. Es cierto que continúan dando la batalla en contra de las
acciones del Gobierno del Estado. Lo que hasta cierto punto es normal.
Sin embargo, se pierde con ello la capacidad de reacción interna que al
final su carencia los debilita para ser competidores reales en la lucha
por el poder.
Entonces alguien con mediana capacidad lógica deduciría
que la mesa está servida para la consolidación del PRI en el escenario
político de la entidad. Hasta cierto punto es claro que las cosas
resultan o aparentan ser fáciles. No se puede negar que el PRI, siendo
un partido que nació desde la estructura del poder para darle cauce a
los grupos de aquel entonces de una vía institucional en el acceso hacia
el mismo, ha mostrado tradicionalmente una mejor disciplina a los
liderazgos, tiempos y formas. Las derrotas que han tenido es cuando no
se han sujetado a esas reglas, no sólo de su naturaleza, sino también,
propias del sistema político.
En la medida que el PRI no logre
unificarse en las posibilidades reales de cada uno de los que hoy desean
continuar su carrera política, en esa misma proporción será más fuerte
que su contrincante inmediato.
II. Rodolfo González Crespo se ha
mostrado muy proclive a escribir con respecto al incumplimiento de las
promesas de campaña del actual Ayuntamiento. Es cierto que hay poco
tiempo para lograr concretar muchos cambios y mejorar procesos, como
también, es mucho menos el suficiente hasta el momento para lograr hacer
realmente algo cuando la actual administración está limitada por el
presupuesto que fue definido por la anterior.
En lo personal estoy
convencido que las tareas de gobierno deberían estar por encima de los
intereses puramente partidistas. Ya que si aplicamos la regla es fácil
cuestionar al Poder Ejecutivo Federal y todas las instancias de gobierno
competentes del retroceso que ha tenido México en temas como desarrollo
económico, transparencia y corrupción que se han dado a conocer en esta
semana.
Más que la crítica sistemática con el eterno no, no y
siempre no, se requiere de mayor madurez y compromiso a favor de México,
de Yucatán y Mérida. Esto no significa claudicar en la crítica, pero sí
significa darle mayor cauce a la propuesta inteligente, a analizar y
decir lo que debemos hacer para superar los retos sociales a los cuales
nos enfrentamos.
III. Ahora resulta que Zazil Canto, presidente del
Patronato del Centro Histórico de Mérida, cometió un gran pecado al no
reportar la salida del país cantidad de dinero en dólares, unos 60,000
cuando el límite establecido en la aduana es de 10,000, por lo que fue
detenida e iniciada una investigación. Esto sin duda es una omisión que
no es correcta y es sancionada por las autoridades correspondientes. Se
dice que los recursos para este patronato estarán detenidos en
consecuencia de la investigación sobre la conducta ilícita de Zazil
Canto, que ya fue ratificada en el cargo. Lo malo es que ya se han
creado dudas, por lo que mejor sería asumir la responsabilidad y
renunciar al cargo y dar mayor claridad y certidumbre a este organismo. 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorFractura en la mesa del PAN
Artículo siguienteProgreso debe hacer honor a su nombre por el desarrollo social y económico