En los hechos es lo que se extraña que ahora sea ese medio quien le da
voz en la campaña en contra de la actual Titular del Ejecutivo.
No es posible que hoy la ex gobernadora interina promueva la
transparencia de información, cuando el Diario de Yucatán ha puesto en
duda el traspaso de la Casa del Pueblo al PRI precisamente en los
tiempos del dulcesaurismo en el Gobierno del Estado.
O que tambien promueva el dialogo cuando a la memoria del yucateco se
acuerda uno de como mando Dulce María Sauri a los granaderos contra
campesinos que se apostaron frente a Palacio de Gobierno.
En una democracia se vale decir lo que uno piensa o proponer para el
bien de una sociedad, sin embargo, habría que cuestionarse si hay
calidad moral en Dulce María Sauri para lanzar duros cuestionamientos,
en el medio Diario de Yucatán, como para unirse a pedir un nuevo
interinato.

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorLa acción política parece de telenovela… ya que supera cualquier ficción
Artículo siguienteEvidentes fallas jurídicas de otros en el caso de Kalimba