En los últimos días se han suscitado eventos que han
demostrado los intereses políticos que se jugaran este año de
definiciones importantes rumbo a la elección presidencial 2012. Tenemos
como primer punto la reaparición muy activa del ex presidente Carlos
Salinas de Gortari que con nuevo libro, con toda la campaña
publicitaria, vuelve a la palestra política para cuestionar el proceso
de transición que sólo se quedó en una alternancia, sin que las reformas
estructurales prometidas por el gobierno del cambio lograran
concentrarse.

Después tenemos la oportuna y bien controlada
mediáticamente aparición del Jefe Diego. ¿No es curioso que fuera López
Doriga, por vía telefónica, quien diera a conocer la liberación del ex
candidato presidencial panista; que después, justo a la hora de inicio
de su programa por Radio Fórmula, el reaparecido llegara justo a las
puertas de su casa; y concluyera en la noche con extensa entrevista con
la declaración puntual, contundente y precisa de las condiciones
políticas del país y el rumbo que tomará el abogado panista? No hay
mucha diferencia entre el papel que ha jugado López Doriga en este caso
con el personaje de Jim Carrey en la película "Todopoderoso": el
reportero que al convertirse en Dios, creaba las condiciones para que
sea el protagonista de la noticia y así obtener el título de "Mr
Exclusive". Como ven Hollywood no es una caja de sueños, ya que en la
realidad, como dice un canal privado de películas, supera la ficción.

Hasta
el momento no se saben los detalles de su liberación, en dónde se llevó
a cabo, a qué horas exactas, qué fue lo que sucedió. El jefe Diego, con
su semblante y declaraciones, no se presenta como víctima de un
secuestro de más de 7 meses, insistentemente calificado por el mismo
López Doriga como el más largo. Varios usuarios de las redes sociales lo
corrigieron hasta el punto de aceptar que si bien no fue el más largo
en tiempo, si el más mediatizado. ¡Como la ven!

Cuando en sus
primeras palabras de Diego agradeció el profesionalismo de los medios de
comunicación en el manejo de la noticia de su secuestro, la empresa San
Ángel enfatizó el cumplimiento de la ética periodística en el respeto,
primero que nada, de la vida humana. … Caray, las mismas palabras del
Jefe Diego. Perdón ¿No es mucha, pero demasiada coincidencia? ¿No son
dos guiones perfectamente alienados?

Pero la cosa no terminó
hasta ahí. Es sorprendente que Diego tuviera la lucidez, después de más
de 7 meses de cautiverio para posicionar perfectamente los tres temas
más importantes para los mexicanos: la pobreza, la injusticia y la
impunidad. Lo que a decir de muchos y analógicamente el panista
reaparecido califica como las tareas pendientes que nos debe Calderón.

Al
inicio hablo de casos concretos, como el asesinato de la activista
chihuahuense en las puertas del Palacio de Gobierno y se lamentó de la
inseguridad en el norte del país, pero que ante la respuesta de cómo lo
sabía, qué si había leído o se enteraban de las noticias durante el
cautiverio, el "Jefe" afirmó que estaba incomunicado y sólo se enteraba
de lo que platicaba con sus celadores. Como dicen mis alumnos con cara
de incredibilidad: ¡Hello!!!!!.

Pero tampoco, dentro de todo este
marco y contexto de situaciones, tenemos el caso de comunicador del
Canal de las Estrellas que en una incongruencia personal se lanza en
contra de la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco para cuestionar duramente
a su gobierno. No escuche la entrevista, pero a decir de las redes
sociales, durante su comentario llegó a decir, parafraseando "que si
fuera el presidente príista, Ivonne Ortega no sería ya gobernadora"

¿Qué
le pasó a López Doriga? ¿No se ha dado cuenta que el país ha cambiado
desde hace más de 10 años? Definitivamente es un juicio no propio de
estos tiempos. Si hay algo de verdad, es que pertenece si a los tiempos
de un régimen duro e intransigente que cada vez ha sido superado por la
vía institucional. Extraña su comentario, tanto que se podría afirmar
que no le pertenece a él, lo que nos lleva a otra conclusión, que
alguien le dio el guión para que lo dijera. ¿No será acaso el precio que
pago por la exclusividad del día?

Como ven las piezas ya
empezaron a moverse. Las posiciones se van ocupando poco a poco. Este
tiempo que se consideraba de tregua navideña se aprovecha para moverse.
El impacto de todo esto lo confirmaremos en la medida que el tiempo pase
y se acerquen las definiciones visibles y públicas hacia el 2012.

AL
CALCE. Independientemente de todo esto, en un día especial como el hoy,
una felicitación a todos, desde nuestro Director Rodrigo Menéndez, a
Javier García y todo el equipo que hace posible La Revista Peninsular y
Punto Medio; pero especialmente a los lectores que con su preferencia
hacen posible que este esfuerzo continúe siendo punto de referencia en
el análisis político en el sureste yucateco. Mis mayores deseos de paz y
armonía, junto con nuestros seres queridos en esta Navidad 2010.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorPara algunos la verdad, la neta, si duele
Artículo siguiente¿Tiene Dulce María Sauri calidad moral para hablar de transparencia y diálogo?