reformaenergeticaDesde el año 2000, con la llegada de Vicente Fox Quesada, el país sentía la necesidad de hacer profundos cambios para garantizar el crecimiento y desarrollo. En ese tiempo se hablaron de las reformas estructurales, que inclusive estuvieron encomendadas a un grupo que encabezaba Porfirio Muñoz Ledo que organizó diversos foros de consulta con expertos. Espacios que no tuvieron mayor trascendencia que los medios de noticias, ya que no se tiene noticia de alguna propuesta específica resultará en una iniciativa o ley.

El panismo, a lo largo de 12 años, se dedicó más a la administración ejecutiva del gobierno, en lugar de hacer realmente un trabajo político que aglutinará a las fuerzas políticas del país en un proyecto de renovación o cambio. Posiblemente en la primera gestión la encomienda no fue fácil por el significado y efecto de una derrota al sistema hegemónico de 70 años. En su segundo periodo, tal vez el desgaste por el duro cuestionamiento de legitimidad del proceso electoral influyó en los ánimos y acciones de gobierno y acción política. Fue un tiempo de exacerbación y polarización política.

En el 2012 las cosas cambiaron sustancialmente. Más allá de las acusaciones y situaciones propias de una guerra electoral, el resultado de las elecciones fueron claros y contundentes.

El príismo, y especialmente el equipo de transición de Enrique Peña Nieto, entendió que no podía actuar de forma solitaria, hegemónica ni vertical, mucho menos, en términos absolutos. Por ello tendió puentes a todas las fuerzas políticas, especialmente a las tres principales, PAN, PRD y PVEM, sin desecharle la importancia de los otros partidos políticos, que aún siendo minoría al final, son legitimamente representantes de un sector de la sociedad.

Así surgió el Pacto por México. Es un espacio para la negociación política en lo que México necesita. Allanó el camino de la discusión política en el Congreso de la Unión en el entendido de que ya habían acuerdos partidistas previos. No es ha sido una sustitución, sino una forma de solucionar previamente las diferencias para encontrar el camino de la aprobación.

Como en toda negociación alguna veces se gana, en otras se pierde, en la medida en que para sacar adelante las soluciones se cede en las posturas iniciales. El resultado que se obtiene, por su origen plural del análisis, constituye una prueba incipiente de una democracia viva, que no se limita sólo a imponer una verdad absoluta sino que se enriquece y se respetan los diversos puntos de vista.

Sin aún cumplir un año en este periodo se han dado reformas en diversas áreas como telecomunicación, financiera, la educativa, y quedan pendientes, la política o electoral, la hacendaria y la energética. Esto ha significado un gran dinamismo no solo legal, sino también en la sociedad y en el debate político.

México no puede seguir estancado en principios rectores de la política propios del pasado. Es por ello que los cambios han sido verdaderamente significativos, mucho más, cuando fueron productos de un sistema político hegemónico y vertical, y que ahora, por la apertura a la democracia, poco a poco ha tenido la clase política mexicana abrir su mentalidad y visión hacia otros rumbos.

Todavía no es tiempo para determinar si Enrique Peña Nieto logrará ser el presidente de las grandes reformas. Lo que si es un hecho es que se ha puesto el esfuerzo y el empeño para sumar causas hacia las decisiones que el país requiere, sin importar ideología o postura política.

No queda duda que México, hoy si se está moviendo.

AL CALCE. Se critico en su oportunidad que con Enrique Peña Nieto regresaría la represión estatal. Hemos visto, en televisión nacional directa, como se desalojo a los maestros en la Autopista del Sol y del Zócalo de México. Un gobierno represivo lo primero que hace es controlar a los medios de comunicación para no dejar ninguna pista de su represión. Pero en México al parecer para algunos hacemos lo contrario.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorInternet, cuna de la desinformación
Artículo siguienteNatalia Mis, alcaldesa de Tinum, viola normas constitucionales