Cerca de 758 relaciones románticas fueron estudiadas para determinar qué tanta incidencia había en las ideas vinculadas al cambio climático

 

NOTIPRESS.- Según un trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Yale, existe la posibilidad de que las relaciones románticas puedan influir en beneficio del cambio climático. Ello a partir de una suerte de influencia ejercida por conversaciones realizadas en torno a este tópico.

Queríamos ver si existe la posibilidad de que las parejas aumenten el apoyo a las políticas y comportamientos a favor del clima“, declaró Matthew Goldberg, autor principal del trabajo. Para llevar a cabo dicha investigación, los autores entrevistaron a 758 parejas para determinar hasta qué punto entendían las ideas del otro. Además, se buscó dilucidar cuán alineados podían estar ciertos detalles referentes al cambio climático en estas relaciones amorosas.

Los resultados arrojaron que hubo un 38 por ciento de alineación con las creencias climáticas en varias relaciones amorosas. Adicionalmente, se registró en la investigación un 31% de alineación en los comportamientos relacionados con el cambio climático.

Asimismo, el estudio también utilizó el marco Six Americas del Yale Program on Climate Change Communication sobre el calentamiento global. Este último usa seis puntos de vista sobre el cambio climático, mismos que fueron aplicados a las relaciones románticas de las parejas estudiadas. Los elementos de esta escala incluyen los siguientes grados (de mayor a menor): alarmado, preocupado, precavido, desenganchado, dudoso y desdeñoso.

Con base en los puntos previos, se determinó cómo más de un tercio de las relaciones románticas incluían a un miembro cuya preocupación en torno al cambio climático era alarmada. Por ello, Goldberg especificó que esta disparidad en el interés sobre la problemática expuesta es un campo de oportunidad que debe ser explorado. Sobre todo si se busca modificar la situación actual del planeta en un mediano o largo plazo a partir de la aplicación de ciertas medidas.

Un socio conoce a su socio infinitamente mejor que un comunicador desconocido, y sabe cómo aprovechar los problemas que le preocupan para involucrarlos en la acción sobre el cambio climático. La comunicación masiva es crítica, pero podría no ser la forma más efectiva de cambiar el apoyo público“, complementa Goldberg.

De esta forma, se espera que la Escuela de Medioambiente de Yale continúe estudiando diversas maneras de modificar la conciencia de las personas alrededor del cambio climático. Aunque por lo pronto, investigadores como Goldberg han descubierto lo que podría ser un nuevo paso para un cambio ambiental gracias a las relaciones románticas.

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorApertura de pymes mexicanas en 2022: estos son los productos y tendencias preferidas
Artículo siguienteLas olas de calor continuarán hasta 2060 a causa del cambio climático