Lamentablemente quedó en buenas intenciones en 1833 concretar los cambios necesarios. Hay historiadores que afirman que los norteamericanos, al invadir el país en 1847, lograron avanzar por el territorio mexicano debido a la poca resistencia mexicana, producto de una segmentación social y política. Las pugnas entre las fuerzas políticas de entonces, impidieron unir esfuerzos para defender la integridad del territorio mexicano, que al final del aquella etapa, perdió una gran extensión de territorio.
Ante los acontecimientos actuales y la elevada polarización que caracteriza a la fuerzas políticas, que tan lejos se encuentra la concreción del pensamiento del Lic. Luis Mora. Hoy estamos en un país tan frágil en la medida que no reconozcamos que, aún con las diferencias originadas por el libre derecho de pensar, deben estar siempre presente que somos una nación libre y soberana por encima de los intereses personales o particulares.

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorMesura, racionalidad y legalidad
Artículo siguienteUrgente salvar a la familia como organización social fundamental