Hoy las cosas están cambiando, desde los programas de variedades, en las principales cadenas de televisión, inclusive, la producción novelera, se han convertido en grandes oportunidades para que Yucatán juegue un papel importante en la escena nacional.

¡Es que cuesta mucho! – Dicen los detractores, como si se pensara que todo en la vida resulta gratis y sin ningún esfuerzo. No olvidemos que ellos tuvieron la oportunidad ya de hacer grandes cosas por Yucatán, pero en la verdad, si hacemos una verdadera retrospectiva analítica nos daríamos cuenta, por ejemplo, que Patricio Patrón Laviada no pudo haber presumido del arribo de miles de turistas por vía crucero sin el actual Puerto de Altura, que en su momento fue duramente criticado y hoy resulta ser un acicate para del desarrollo turístico del Estado.

Una cosa es administrar, otra muy diferente, proyectar. La primera es sencilla ya que solo se basa en lo que hay, en la optimización de los procesos para obtener mejores resultados. La segunda requiere de visión, es decir, de ver más allá de lo que uno tiene para detectar en las tendencias las oportunidades de desarrollo. Por ello implica un mayor riesgo, con elementos más criticables, ya que no es fácil percatarnos de las bondades al no estar concreto y tangible la idea en la realidad inmediata.

Hoy en Yucatán se proyecta, no solo se administra. La gobernadora Ivonne Ortega encabeza los esfuerzos en proyectos que nos ayuden a abatir principales rezagos y cimenten el desarrollo de Yucatán.

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorLa realidad es como es
Artículo siguienteFelipe Calderón no aplica la Doctrina Estrada