• Ni un día sin la administración panista y su retroceso en el Congreso del Estado pasa y los problemas interno del PAN se recrudecen

En los momentos cuando se consuma el triunfo de Angélica Araujo con la rectificación de la Sala Superior del Tribunal Electoral Federal, la transición del mando municipal en los primeros minutos del día de hoy, y posteriormente, con la protesta de ley de la ya alcaldesa en funciones, el PAN se resquebraja y muestra visiblemente los signos de la descomposición interna alentada por la Presidenta estatal del PAN, Magaly Cruz Nucamendi.
Tenemos el caso de Víctor Hugo Lozano Poveda, ex secretario de comunicaciones y transportes del gobierno patricista, que aun cuando tiene el derecho de asumir una regiduría por la vía plurinominal, éste intenta renunciar a la misma en protesta porque Manuel Avila Noh, un antiguo ex diputado príista, se perfila como coordinador de los regidores blanquiazules y por la asignación de Magaly Cruz Nucamendi como diputada local por segunda ocasión.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorDiez años de una transición que nunca llegó
Artículo siguienteLecturas críticas de las alianzas: victorias que derrotan a la democracia