Al día siguiente, recibí una llamada del Director de Derecho para darme a conocer que una máquina de cómputo había sido encontrada en la mañana. Misma que al ser revisada pude acreditar mi propiedad y con ello un resultado feliz a todo este problema que se había gestado por la codicia que hay en algunos humanos que sienten envidia de lo que uno tenga y no les importa dañar la propiedad ajena.
Definitivamente, el compromiso asumido en la búsqueda del cuerpo directivo y conserjes del Centro de Estudio Superiores CTM logró evitar que los supuestos delincuentes lograran salirse con la suya. Lo que demuestra que cuando se quiere luchar contra estas conductas ilícitas la coordinación de todos produce mejores resultados.
Esta experiencia que me tocó vivir satisfactoriamente la veo reflejada en lo que a Yucatán preocupó en el pasado fin de semana con motivo del asalto, organizado y concertado, por más de 10 delincuentes que aprovecharon la buena fe de los yucatecos. Sin importar que a las horas del atraco existieran familias enteras, inclusive con niños, los desalmados mostraron la frialdad para cometer un atropello a una joyería, pero que al final, como delito a un bien jurídico protegido como lo es el patrimonio y la propiedad termina afectando a toda la sociedad.
No faltó en los primeros minutos al conocer la noticia, que en las redes sociales, muchos de los detractores del actual gobierno empezaran a hacer su agosto con el comentario y la crítica. Ahí estuvo el caso de la senadora, ex candidata perdedora a la Alcaldía, Beatriz Zavala, que inmediatamente aprovechó para denostar contra la utilidad de los retenes.
Es cierto que el Gobierno del Estado montó un espectáculo al día siguiente, justo a las 24 horas, en Altabrisa a las puertas de la joyería hurtada, para dar a conocer a los primeros 5 individuos, que posteriormente ante un juez han aceptado su participación en el salón. Lo hizo en correspondencia a toda la crítica que desde otros medios no afines y con ganas de polarizar a Yucatán cuestionaban duramente a las autoridades de seguridad.
El hecho habla por sí solo. Después de 15 atracos en diferentes entidades federativas, la banda ya fue desmembrada, con el botín recuperado, en nuestro Estado de Yucatán. Todo por la excelente coordinación entre los cuerpos policiacos, estatales y federales, del compromiso compartido entre los Poderes Ejecutivos de la Península, y mucho más, por la confianza de los ciudadanos que con llamadas y siendo parte de las pesquisas logró la detención de una banda potencialmente dañina para la seguridad y la paz pública.
¿Ahora que tiene que decir Beatriz Zavala ante los resultados obtenidos? ¿No merecería la sociedad una disculpa por querer contribuir a la discordia y no a la unión de fuerzas en los problemas que nos afectan a todos?
En lo particular me quedo con la felicitación a todos los que lograron este magnífico triunfo sobre la delincuencia. Desde la misma Titular del Ejecutivo, hasta los mandos de seguridad como el Lic. Héctor Cabrera y Felipe Saiden y todos los policías judiciales, federales y estatales, que intervinieron. Yucatán refrenda su compromiso a favor de la seguridad que consolida la paz y la armonía social.

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorSer un líder así, es no tener ma..
Artículo siguienteLos regidores del PAN para muestra y botón