Las palabras de Felipe Calderón toman una relevancia en estos últimos dos días cuando en las páginas del Diario de Yucatán, un académico de la Universidad Autónoma de Yucatán, que sólo tiene el título, y ya que sin duda le falta talento, profesionalismo y educación, para debatir sobre temas de interés público y enfocarse más a la descalificación misógina.

Lo que ha pasado en Yucatán ya ha tenido trascendencia nacional al señalarse en la máxima Tribuna de la Nación, en el Congreso de la Unión, una condena al medio como la institución educativa, Diario de Yucatán y UADY respectivamente, por lo que son comentarios denigrantes e intolerantes en contra de una entidad política que es representada por una mujer.

Ya habló y exigió respeto el Presidente, ahora hizo lo correspondiente el Congreso de la Unión en pleno ejercicio de su sobernía y respeto a  los valores constitucionales.

¿Podemos esperar que exista la disculpa pública tanto a la Titular del Ejecutivo como al pueblo de Yucatán?

La verdad, no lo creo… no puedo, al igual que ya muchos, esperar un destello de humildad.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorA una mujer se les respeta: quien no lo haga carece de valores
Artículo siguiente¡Panistas! ¿por qué están callados?