La secretaría de Comunicaciones y Transportes, del gobierno panista de Felipe Calderón publicó en 2010 un catálogo de obras carreteras que se ejecutan en el país bajo diferentes esquemas de participación con el sector privado. Entre las obras cinco carreteras construidas con el esquema PPS está la carretera de Nuevo Necaxa-Avila Camacho, en el estado de Puebla.Un proyecto que constituye en una autopista de cuatro carriles de 37 kilómetros de longitud, que incluye la adecuación del entronque “Nuevo Necaxa” y la construcción de seis túneles, un puente especial (San Marcos), 9 puentes y 2 viaductos ecológicos y 14 PV’s.

¿Todo esto ignora la senadora panista Beatriz Zavala cuando afirma, hoy en el Diario de Yucatán, “No hay que ser experto en finanzas para darse cuenta de que asociar a inversionistas privados y al gobierno de Yucatán para construir obras de interés colectivo representa un recurso desesperado ante un escandaloso sobreendeudamiento“?

¿Guadalupe Mondragón y el titular de la SCT Dionisio Pérez-Jácome son también ludópatas por igualmente jugar con el dinero público con el consecuente endeudamiento de las finanzas públicas federales?

¿Ignora la senadora Beatriz Zavala que el mismo Presidente Felipe Calderón ha utilizado el esquema de PPS para la construcción de carreteras como hospitales?

¿Desconoce que las empresas ICA firmó con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) los contratos para la construcción y operación de la carretera Mitla-Tehuantepec en Oaxaca, por los siguientes 20 años y un valor de 9, 318 millones de pesos,  mediante licitación pública internacional bajo el esquema de Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) en 2010?

Afirma la senadora que “Fue más fácil para el Congreso del Estado de mayoría priista autorizar a la mandataria desarrollar el Museo del Mundo Maya bajo la figura de los PPS, porque todo hace suponer que los recursos que se le autorizaron al Ejecutivo estatal mediante el presupuesto de egresos 2011 ya fueron gastados en otros rubros.”

Una consulta en La Jornada del viernes 11 de febrero de este año se lee con respecto al proceso legislativo sobre esta materia en Puebla: “Con tan sólo dos horas de análisis, el Congreso local aprobó la Ley de Proyectos para la Prestación de Servicios (PPS) del estado que permitirá al Poder Ejecutivo delegar a empresas privadas la dotación de los servicios públicos hasta por 30 años, incluidos los educativos, de salud, seguridad pública y generación de energía eléctrica. […] La iniciativa de ley la presentó la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) al final de la Legislatura pasada y formó parte de los proyectos legislativos que impulsó Moreno Valle como gobernador electo para construir el andamiaje jurídico que utilizará a lo largo de la administración

¿En verdad Beatriz Zavala desconoce todo este proceso federal e impulso panista en los proyectos PPS? ¿o es acaso que aún no ha superado psicológicamente haber tenido la oportunidad de gobernar Mérida, y por lo tanto, quiere canalizar sus frustaciones con quien ella hace responsable de su derrota?

¿Cómo es posible que distorsione lo que su partido hace por igual en otros estados y a nivel federall y el proceso se lleve tras las patas a sus propios correligionarios, incluyendo al Presidente Felipe Calderón Hinojosa?

Le urge a la senadora acudir con algún especilista que le ayude a dar una mayor concordancia entre sus dichos y las realidades.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorJóvenes… sin rock, sin expresión auténtica
Artículo siguienteBastaron diez años para caer en corrupción